Ticabán de Pococí es el hogar de esta familia. Cuando los conocimos, José Lidio estaba en el hospital por una desnutrición severa. Mientras que su mamá, doña María Antonia, y su hermano se las arreglaban para medio sobrevivir con 20.000 colones quincenales.El rancho que tenían por casa era reflejo de la mala situación. Sino que lo dijera José Lidio que vivía en un espacio de medio metro de ancho por metro y medio de largo. Durmiendo en una banca, llevando frío, calor y lluvia a diario.Sus donaciones y el aporte de Rock Constructions a través de Residencias Málaga convirtieron el ranchito en una acogedora casa.Los nervios de estrenar casa no dejaban a la viejita abrir la puerta. Dar gracias fue lo primero que hizo al entrar. Después de las gracias vinieron las bendiciones para todos.La vivienda tiene todo lo que necesitan: electrodomésticos, un baño dentro de la casa, la alimentación de parte de Palí y camas, una preciada cama para José Lidio que ha dormido por años en una banca.La casa está construida con mucho cariño, pensando en cada necesidad de la familia, tiene su rampa de entrada y un baño espacioso. Todo, la construcción, los materiales, la mano de obra y el diseño son donación de Rock Constructions.Gracias por hacer feliz a esta familia de Ticabán de Pococí, ellos se lo agradecerán toda la vida.