En El Colorado de Sarchí conocimos a doña Flora y su hijo Warner. Ellos con esfuerzo, decenas de adornos y buena actitud han tratado de tapar las viejas paredes de su casa, pero salta a la vista que la casita se está cayendo y el piso de tierra no hace más que poner en riesgo la salud de doña Flora, quien desde hace años lucha con una úlcera severa en su pierna.

Las donaciones a través de BAC permitieron que hoy la vieja casita sea cosa del pasado.

Donde estaba aquella casa cayéndose hoy está su nuevo hogar. La casa es una donación de Rock Constructions, esta empresa constructora se tocó el bolsillo y se arrolló las mangas para regalarles una vivienda digna.

Palí también se unió al proyecto y les aseguró la alimentación por varios meses. 

Los invitamos a ver la nota en el siguiente link: http://www.teletica.com/m/note.aspx?note=146980