A continuación les presentamos una guía práctica para reducir el gasto de los electrodomésticos importantes dentro del hogar. El empleo de elementos tales como las bombillas de bajo consumo ayudan a una disminución considerable de energía. En general, se debe tener en cuenta que los electrodomésticos presentan buena parte de su consumo cuando se encuentran semiapagados o en posición de "stand by" solo a través del mando a distancia. Por eso, hay que completar la operación presionando el botón propio de los televisores y reproductores de DVD.

El uso de regletas resulta interesante, ya que se puede apagar desde su interruptor general e interrumpir la corriente a los aparatos. Para eso se debe conocer qué carga soporta el electrodoméstico y así adquirir el soporte adecuado al equipo que ya incorpora un seguro económico en caso de alta tensión de luz. Se estarán evitando así daños severos.

Además, los nuevos televisores presentan tecnología led que consume poca energía a comparación con los tradicionales.

Siempre se deben tener en cuenta los programas de ayuda que ofrezca cada artefacto a la hora de la limitación de luz.

El refriderador es el que mayor consumo presenta, por eso se debe colocar lejos de fuentes de calor y situarlo donde haya ventilación para su parte trasera, donde va el motor. Limpiar el congelador periodicamente es una forma de controlar el adecuado cierre de sus puertas. Recuerden que reducir su apertura ayuda a reducir gastos.

En las lavadoras es preferible elegir tiempo de lavado cortos con una gran cantidad de ropa o tratar de realizarlo a mano. Y también se debe evitar el secador en días soleados.